Minorías Etnicas

24 Nov

                                                                             RIQUEZA ÉTNICA

Para repetar y amar nuestra riqueza étnica, debemos por lo menos conocer un poco de estas  bellas culturas; y  enpezaremos con  una muestra   de  un mito de los Koguis

INDICADOR DE LOGROReconoce  a traves de un mito  un poco de la riqueza oral de nuestras minorias étnicas   en   este  caso de los  indigenas Koguis

los indígenas Kogui,  habitan la Sierra Nevada de Santa Marta alli se encuentra el monte mas grande de nuestro país; el pico Cristóbal Colón, de esta gran civilización solo quedan unos pocos, debido a que estas tierras son muy perseguidas para el cultivo ilícito de la coca.

Se reconocen porque muchos lucen su traje autóctono; consiste  en una especie de manta de algodón color crudo y adornada algunas de estas con listones negros sujetada por un cinturón del mismo material, un sombrero de fino tejido autóctono blanco en forma casi cilíndrica y sin alón, sus mochilas elaboradas con lana de cabra, muy utilizadas en la ciudad sobre todo por las y los estudiantes universitarios. Además cuentan con una rica tradición oral.

koguis

 Mama – Niuwi

MITO KOGUI

De cómo Niuwi fue vestido de oro, soplado al cielo y trasformado en  

(Tomado del libro grado séptimo lengua y comunicación  pagina __relato adaptado por el escritor infantil Jairo Aníbal Niño)

En el principio de todo fue Aluna, manifestación oculta de cuanta creación anima el universo

Aluna era todo, por que era esencia misma de todas las cosas sin ser cosa alguna. Es memoria que, de su propia esencia, Aluna hizo el mar, hizo el cielo. Fue la manifestación antes del amanecer de su obra.

Luego hizo  a Sikukue y Kakaribiku, abuelos primeros y constructores de la mansión  de agua en el mar

Enseguida creo Aluna a las madres principales: Liutsama,  del cielo; Magri, madre guardadora de la tierra y Naowa de ella nacieron Seyunkue, ayudante de Kakarabiku en la construcción de la casa de espuma de agua en el mar; Seraira, quien a su vez engendro a Seyuko, con quien adelanto la construcción de la tierra;  Kimaku inventor de palabras y de cosas, por cuyos prodigios seria posible para los procreadores trasformar lo que hiciera falta; el cuarto fue el gran Sintana, el sabio, hacedor de maravillas y descubridor del secreto que hizo posible el alumbramiento de los hombres. Con ellos nació Niuwi, mama sol, que pondría fin a la oscuridad reinante en el mundo.

Estaban ya el mar, el cielo, la tierra, los creados. De tal suerte, Naowa se dio a la tarea de pensar, dar la respuesta. Así, hizo  la primera concepción. Formo al ser que alumbraría. Surgió y alumbro: una lumbre clara, pero insuficiente. Solo se alumbraba así mismo,  solo los reducidos contornos a su paso, ese fue Kanduto, el cocuyo, primer intento fallido. “¿Cómo será entonces?” se pregunto la madre Naowa.“Ha de ser mejor que tenga rostro como sus hermanos”, reflexiono. Fue así como en el nuevo intento nació Niuwi. Pero he ahí que Niuwi no alumbraba. Ninguna luz despedía su faz. Mas bien era como un hombrecito feo, mal formado. ¿Este será el padre del día del mundo?, preguntaron sorprendidos todos.  Había consternación, pues Niuwi no era el esperado portador de la luz. Más bien su rostro era opaco, opaca su persona. Niuwi a su vez se unió con Saxa, una mujer fea como él: eran  el uno para el otro. No obstante de ser como era, pronto tuvo una segunda mujer. Y las dos entraron en mayor desconcierto ¿será este verdaderamente? “si así lo dispuso Naowa, así ha de ser”,

Entonces  preguntaron a Niuwi:¿tu quieres ser padre del mundo, portador de su luz? así es- respondió Niuwi sin vacilación.“Será entonces”, Facilitemos las cosas”.  Resuelto así trajeron atavíos para cubrirlo: vestido, gorro, mochila, sandalias todo esto de oro. Era cosa de admirar a Niuwi completamente ataviado con este hermoso y valioso metal. Este hombrecito dorado así comenzaba a parecer otro. Entonces Kakarabiku y Sekukue lo rodearon; juntaron su aliento y al unirse comenzaron a soplar.  Un torbellino se fue formando a los pies del hombre de oro. Todos observaban, reflejando el asombro en su rostro: el poderoso aliento de los primeros abuelos hizo que Niuwi comenzara a flotar como hoja por la brisa.  Y así se fue elevando, impulsado por el aliento de los primeros abuelos, Sekukue y Kakarabiku.  Este ascenso prodigioso termino con Niuwi colocado en lo más alto del cielo  Y he aquí que a medida que ascendía, su cuerpo iba cobrando brillo y calor con tanta pujanza, y así  el mundo se vio libre de la noche. Su calidez envolvió la tierra y fue puesto al descubierto el esplendor de la creación: la manifestación de Aluna: Niuwi trasformado ahora en sol Mamá, padre del mundo.

                 ❉ *.¸¸.**.¸¸.**.¸¸* *.¸¸.*.¸¸.**.¸¸.**.¸¸*

♏┊ . ┊ .*┊ .*┊ . .┊ . Visit the original post here ┊.┊  ┊ .*┊.┊ . ┊ .*┊┊ . ┊♐

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

semioticaparatodos

Estudiando los significados sociales

Compañeros del Emprendimiento

Reflexiones sobre emprendimiento, innovación y competitividad

%d bloggers like this: