Tomate Cherry Orgánico en Bogotá

7 Sep


Nuestra Madre Primitiva la Tierra es un organismo que ninguna ciencia del Mundo puede racionalizar. Todo lo que sobre ella repta y vuela depende de ella y todo perecerá sin remedio si la Tierra que nos alimenta muere.
                                Tau mag. Vol. 146, p.11, 1936

Con el fin de despertar las conciencias y comenzar la reconciliación con el agua, la tierra, el aire, la fauna, la flora y con nosotros mismos; en el año 2007 se comenzó el proyecto “La Tomatera”, en el municipio de Guatavita, distante 500 metros de la entrada del pueblo. Se construyó en un área de 3.600 m2, un invernadero que consta de 3 naves con 20 camas en total; para una siembra orgánica demostrativa de tomate cherry súper dulce. 

Con la misión de enseñar que el cultivo orgánico, no solamente consiste en no utilizar insecticidas, fertilizantes químicos y otros productos que envenenan nuestros recursos y nuestros cuerpos; sino en aprender a vivir en armonía y compartir nuestras producciones con todos. No se trata de erradicar y acabar por completo las plagas, sino controlar las poblaciones con insumos que nosotros mismos preparamos, con microorganismos, con hongos benéficos, con controladores naturales como son: aves, arácnidos, mamíferos, batracios, reptiles e insectos que pueden ser depredadores o parasitóides. 

Lo más importante es aprender a enriquecer, fortalecer y proteger los suelos; devolviéndole a la tierra todos los nutrientes que generosamente nos ha entregado en nuestros productos. Como ven, las soluciones están en la naturaleza y en nuestras manos.

Físicamente el cultivo se divide en tres etapas, con el objetivo de sembrarlas escalonadamente para mantener la producción durante todo el año, además de dar descanso y re-fortalecer el suelo. Es decir, mientras la primera etapa está en producción, la segunda se está transplantando y la tercera está en descanso con abono verde (encargado de devolverle a la tierra muchos de los nutrientes) y así sucesivamente.

Cada cama, tiene dos hileras de tomate y en el centro plantas alelopáticas (siembra de plantas aromáticas, leguminosas y/o medicinales que favorecen, repelen o rechazan el ataque de plagas y/o enfermedades). En este caso, se siembra rúgula para alimentar al “epitrix”(un pequeño bichito) quien prefiere esta hoja en vez de la de las plantas de tomate. Cilantro pues es una planta medicinal que repele ciertas plagas y espinaca porque a mi me encanta y favorece al tomate.

Las semillas que se escogieron para este proyecto, es una variedad de tomate cherry dulce, reconocido por su excelente sabor. Estas semillas se llevan a la Universidad Jorge Tadeo Lozano quienes están encargados de plantular (es decir cuidan las plantas desde semilla hasta cuando tienen un tamaño aproximado de 10 a 15 cms). Un mes después estas plántulas se llevan al cultivo y se siembran.

Después de dos meses de haber sido transplantadas y cuidadas, el tomate cherry se cosecha y se vende en cajas de libra en el pueblo de Guatavita para los turistas, campesinos y público en general y en Bogotá para algunos de  los restaurantes como lo son Di Lucca, Abasto, Pastelería Rausch, Niko Café, La Famiglia Italiana entre otros; quienes disfrutan no sólo del excelente sabor del tomate sino de los alimentos libre de pesticidas.

Para mayor información y pedidos comunicarse al teléfono 637-3631 o al cel (315) 397-9496

Este es un reblog. Visita el original aquí

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

semioticaparatodos

Estudiando los significados sociales

Compañeros del Emprendimiento

Reflexiones sobre emprendimiento, innovación y competitividad

%d bloggers like this: