Archive | September, 2011

El mejor regalo para celebrar

30 Sep

Por años el chocolate ha sido el mejor regalo para las personas que amamos. Es delicioso, endulza la vida y se convierte en la excusa perfecta para caer en la tentación. Encuentre las mejores tiendas para comprar el chocolate perfecto y celebre el mes del amor y la amistad.

Luisa Brun Chocolates
Carrera 11A No. 93A-18
Teléfono  611 5434

Deliciosos chocolates de todos los tamaños y con una variedad casi infinita de combinaciones de sabores y aromas, adornan las vitrinas de esta chocolatería. Con chocolates desde $2.500 y trufas rellenas de frutas -citrús, maracayá y pistacho-; con licor –baileys, champaña y mandarinetto-; y especias y frutos secos. Además de salsas de frutas, chocolate, miel, nutela y confitura de frutos rojos.

Lleve sus chocolates en hermosos empaques y regale magia y sabor.

XOCO 
Carrera 11 No. 82-71. Local 1-49
Teléfono 236 2860

Un paseo por el centro comercial Andino, no es lo mismo si no se visita Xoco; un espacio para los amantes del buen sabor y para los que prefieren variedad y calidad. El cacao de sus chocolates es cultivado principalmente en Santander y diariamente produce 29 sabores entre suaves, semiamargos y amargos; elaborados a base de frutas exóticas y especias, y con maridajes exquisitos con vino.

Escoja entre la variedad de empaques especiales que hay para que su regalo quede perfecto.

Leonidas 
Calle 122 No. 18C-56. Local 1
Teléfono 475 5048

Esta es una de esas chocolaterías de tradición que conserva las recetas de antaño pero combinadas con técnicas y sabores nuevos. El cacao con el que se elaboran más de 50 variedades de chocolate es importado de África y el Caribe.

Si visita la tienda se encontrará con la asesoría de un experto, quien le recomendará lo indicado de acuerdo a su gusto y teniendo en cuenta los ingredientes de la temporada. El chocolate de Leonidas es exquisito, suave al paladar y con un sabor inigualable.

Coti: Cacao & Chokola’j 
Carrera 13 No. 94A-26
Teléfono 742 4862

Un espacio ideal para compartir con la familia o los amigos, ese es Coti. Un lugar que desde la entrada nos hace pensar en pastillas de chocolate y en las delicias que se pueden preparar a base de este ingrediente.

Si el plan es sentarse a disfrutar del ambiente, la carta incluye entradas, platos fuertes y postres para cualquier hora del día, y una larga lista de trufas, bebidas y postres en donde el chocolate es el protagonista.
Pero también hay variedad de opciones para llevar de regalo y antojarse.

Vietato il cioccolato 
Calle 95 No. 11A-59
Teléfono 621 0435

Este es otro escenario ideal para el deleite de los sentidos y para escoger qué comprarle al amigo secreto o a la pareja en el día del amor y la amistad.

Rústicas tabletas con trozos de almendra y avellana italiana por gramos; cuadros de chocolate amargo, de leche o blanco; bombones, trufas, tortas y ponqués como la Marconi, la mezcla perfecta entre lulo y chocolate, y el Marlotti,  maracuyá y chocolate; son tan solo algunas de las alternativas que encontrará en su próxima visita.

Eso si, tenga cuidado, porque una vez entra no querrá salir hasta haber probado todo.

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here 

Advertisements

No me Ire sin Decirte Adonde Voy

30 Sep
Sinopsis de No me Ire sin Decirte Adonde Voy
—¿Mi primera tarea? —Sí, tu primera misión, si lo prefieres. Lo que tendrás que hacer en espera de otras instrucciones. —No estoy seguro de comprenderlo. 

—Has vivido cosas que, en cierta manera, se han grabado en ti y condicionan la forma en que ves el mundo, en que te comportas, tus relaciones con los demás, tus emociones… El resultado de todo ello es un verdadero desastre, hablando claramente. Te causa problemas y te hace desgraciado. Tu vida será mediocre mientras la vivas así, por lo que hay que obrar ciertos cambios. 

»Es necesario que vivas cierto número de experiencias que hagan evolucionar tu punto de vista, que te lleven a sobrepasar tus temores, tus dudas, tus angustias. 

»¿Sabes, Alan?, la vida es larga y aburrida cuando no la vivimos como nos gustaría. Sumergiendo a los lectores en la mágica atmósfera de un verano parisino, No me iré sin decirte adónde voy es un extraordinario viaje a través de los sentimientos y las acciones que definen nuestra vida. Una novela certera, extraordinaria y optimista que te cambiará para siempre, basada en una extraordinaria historia real: la de todos nosotros.

Biografía del autor: Laurent Gounelle
Especialista en desarrollo personal, Laurent Gounelle lleva más de catorce años recorriendo el planeta para conversar con los mejores especialistas en todo lo que atañe a la psicología y a las distintas formas de mejorar nuestra vida. Gounelle sabe extraer lo más relevante de cada cultura y adaptarlo en libros asequibles, reconfortantes y que permiten al lector replantearse si realmente lleva la vida que quiere llevar. Su primera novela, El hombre que quería ser feliz, se convirtió rápidamente en un bestseller internacional.

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

Historia de promesas y bombas: el gobierno de las cárceles en Colombia

29 Sep
Por David Martínez Osorio*

OPINIÓN

Esta es la primera entrega de una serie de columnas sobre el sistema carcelario en Colombia y los derechos de las personas privadas de la libertad.

Jueves 22 Septiembre 2011

Las cárceles colombianas no son confortables; más bien tienen problemas de hacinamiento principalmente debido a las limitaciones fiscales. Eso fue lo que el presidente Turbay Ayala le manifestó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el 21 de abril de 1980. Y agregó: “se hará una inversión sustancial en el presupuesto nacional, destinada a manejar la situación de los centros penitenciarios”.

Durante tres décadas ese discurso gubernamental se repitió como un “disco rayado”, aunque hay que reconocer que también se sofisticó. Su repetición siempre ha estado asociada a la idea de la cárcel como “bomba de tiempo”. En 1997, esa imagen explosiva la usaron Rafael Santos y Nelson Freddy Padilla. Hace 14 años me pregunté: ¿quién puso la “bomba”?

Durante el primer semestre de 1997, fue común la publicación de fotografías de privados de la libertad en las azoteas de las prisiones en los principales medios impresos de comunicación. Fueron aproximadamente 60 protestas de prisioneros que reclamaban una solución al hacinamiento: Bellavista de Medellín registraba una tasa del 432%, Villahermosa de Cali una de 375% y La Modelo de Bogotá otra de 323%. El entonces ministro de Justicia y del Derecho, Carlos Medellín, declaró que a pesar de que los recursos para nuevas cárceles habían sido insuficientes, en 1999 existirían 13.800 nuevos cupos.

En agosto de 2001, la situación en las prisiones era un poco más compleja: los asesinatos, las desapariciones forzadas y los secuestros se habían convertido en práctica común en las más importantes cárceles del país. El entonces ministro de Justicia y del Derecho, Rómulo González, fue contundente con el espejo retrovisor: “las anteriores administraciones no se preocuparon por construir nuevas cárceles y penitenciarías para atender la creciente demanda de cupos”. Y sus promesas casi se duplicaron respecto a la administración anterior: anunció que habilitaría un total de 24.628 nuevos cupos en las prisiones.

Según mis cuentas, al ministro Medellín le hicieron falta el 60,94% y al ministro González el 46,57% de los nuevos cupos prometidos. Respecto a la administración del presidente Uribe, la Contraloría (2010) reconoció los avances en materia de construcción ?aunque recientemente se refirió a sobrecostos de los principales contratos?, pero advirtió que el hacinamiento “hoy alcanza una cifra superior al 40%, situación muy similar a la vivida en la década del noventa”.

De vuelta a 1998. Todo señala que el plan de construcciones y refacciones que entonces la Corte Constitucional le ordenó adoptar y aplicar al Gobierno fue un fracaso. Un círculo que se encierra a sí mismo, vulgarmente vicioso. Quizás esa sea la mejor imagen que sirva para representar el principal discurso gubernamental sobre las prisiones colombianas. Promesas de aumento de cupos para que no estalle la “bomba” o siga estallando sin hacer ruido. La administración del presidente Santos está en posibilidad de “traicionar” esa tradición carcelaria colombiana dejando de inventar cupos carcelarios que sólo existen en el papel. Si quiere ser serio, no caben más promesas de construcciones, ni justificaciones sobre ausencia de recursos económicos.

Tomarse en serio las prisiones implica analizar con sensatez la realidad. Entre 1995 y 2010, la población carcelaria recluida en las prisiones administradas por el Inpec casi se triplica: pasó de 33.258 a 80.500 personas privadas de libertad, es decir, aumentó en un 242,05%. El aumento vertiginoso de la población que es sometida a prisión es la verdadera “bomba”.

La sociedad colombiana quiere tener más presos porque considera que la cárcel es como la varita mágica de Harry Potter: la solución definitiva a la existencia del Mal (Voldemort) y todos los pequeños males que aquejan la convivencia. Y el Gobierno responde al creciente deseo de seguridad: expidió la ley de seguridad ciudadana y continúa estudiando la posibilidad de reducir la edad de imputabilidad de delitos, de tal manera que sectores de una nueva franja de población irán a parar a las prisiones de adultos. Ministro Esguerra, ¿el Gobierno ya previó como dispondrá de nuevos recursos para atender a una “clientela” que seguirá creciendo?

Quizás valdría la pena decirle al país que intensificar el uso de la cárcel, tal como ocurrió en Estados Unidos entre 1975 y 2000, cuando la población total aumentó en un 509% (de 379.393 a 1.931.850 presos), vale una platica. Después habrá que asegurar que esa platica se invierta bien. Y ojalá que con el paso de los años la platica no se considere insuficiente, cuando un tribunal judicial decida que la única medida posible es la excarcelación de presos, tal como lo acaba de decidir la Corte Suprema de los Estados Unidos respecto a las prisiones de California esgrimiendo, entre otras razones, que es “posible reducir la población, en una forma que preserve la seguridad pública y la operación del sistema de justicia criminal”.

Todavía recuerdo la vehemencia del ministro González: “Coja de aquí para atrás todos los ministros hasta el gobierno de Belisario Betancur y dígame quién ha hecho cárceles como las que yo estoy haciendo, con cero corrupción, cero armas y cero droga, como la de Valledupar”. Ministro Esguerra, ¿quiere seguir ese camino?

* Socio e investigador corporación Punto de Vista.

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

El libro electrónico: El nuevo ritual

29 Sep

Luis Carlos Díaz

Miércoles, 21 de septiembre de 2011

Cuando hablamos de libros electrónicos nos referimos a que el contenido de un libro (texto, gráficos, imágenes y cuadros) pasa del soporte físico, la tinta y el papel, a un archivo digital.

Hemos comprado este periódico de fin de semana porque es parte de nuestros rituales de consumo cultural… y uno de los mejores, por cierto. La lectura es una pasión que de manera automática se asocia a la plataforma en la cual se encuentra la palabra escrita: el papel.

En estos años de revolución tecnológica y nuevas sorpresas, es obvio que la llegada de la tinta electrónica y los libros digitales va causando suspicacias, nostalgias, rechazos y argumentos infinitos porque es como defender a una de nuestras madres de crianza.

Es tiempo de divorciar algunos conceptos y ver que las experiencias pueden venir en otro envase. Si esto fuese una columna de gastronomía, quizás citaríamos a Ferrán Adrià y la magia de entregarnos una copa que sabe a las mismas tortillas de papas de casa.

De inmediato traería una discusión con los sibaritas y señores del buen comer que pueblan el mantel de nuestros medios para decir que la deconstrucción es una falacia de la nueva era que impresiona la primera vez pero después sabe a repetido y no sorprende.

Justo en materia de consumo cultural, la no-sorpresa se denomina rutina, ritual, y la incorporamos a nuestra vida. Eso nos pasa con los libros electrónicos en casa y la lectura. Caímos en la tentación de comprar un Kindle de Amazon, y ahora nos peleamos para ver a quién le toca leer. Por fortuna tenemos la buena costumbre de leernos en voz alta por turnos, desde algunas columnas dominicales de la prensa de tinta olorosa, hasta un archivo digital que corre en la pantalla del nuevo consentido de la casa.

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

El dilema del omnívoro, de Michael Pollan

28 Sep

 | Libros alimentación, dietas, y sostenibilidad

¿Somos conscientes de nuestro papel en el proceso mundial de la industria alimenticia? ¿Sabemos elegir lo que comemos?

Lunes, 19 de Septiembre de 2011
El dilema del omnívoro es un muy buen título para un muy buen libro, y un título especialmente descriptivo: “el pan nuestro de cada día” en las sociedades desarrolladas se ha convertido en “la elección nuestra de cada día”, porque donde antes la imaginación se esforzaba por sacar partido y variedad a unas pocas materias primas, ahora tenemos una saturación de opciones en cada estante del súper, o en cada puesto del mercado

Un plato puede ser el resultado de lo que con nuestras manos hemos sembrado, recolectado, criado y sacrificado, y con estas mismas manos lo hemos cocinado y ofrecido en boca a nosotros mismos, a nuestra familia o amigos

O puede ser el resultado de que estas mismas manos realicen un pequeño y rápido gesto para sacar un plato pre-elaborado, ultracongelado, o listoparallevar del supermercado, del local de comida rápida, de la vitrina de congelados de la tienda de comestibles

Lo primero nos devuelve la conciencia (y la consciencia) del ciclo de la vida del cual formamos parte. Lo segundo tiene mucho más que ver con un mero trámite para tomar ese día las calorías que, según cualquiera de las miles de tablas de aportación nutricional que existen, nos resultan imprescindibles para sentirnos satisfechos y, por supuesto (gracias a los aditivos y azúcares, que ofrecen una instantánea gratificación), premiados en nuestra zona caprichosa del gusto

El dilema omnívoro

Materias primas y productos locales, pero también todos los llegados de otros países y culturas. Y no termina ahí la responsabilidad de elegir, no es sólo elegir qué receta, sino también qué estilo de dieta (omnívora, vegana, lactovegetariana, macrobiótica…), y qué estilo de cultivo (tradicional, orgánico, natural…)

 Grandes dilemas que tienen consecuencias para el productor, el distribuidor, los mercados de valores y, por supuesto, para el propio consumidor

 Apenas abrir el libro, nos damos cuenta de que su autor, Michael Pollan, va a cogernos de la mano para guiarnos desde su personal perspectiva a través del apasionante viaje que realizan las materias primas desde el momento de su concepción hasta que llegan a nuestro plato transformados en comida casera…o en productos elaborados industrialmente

 Es decir, no va a ser una mera exposición de datos y cifras de ganadería, agricultura, consumo y empresas de alimentación, queda bastante claro que, además de darnos datos, quiere explicárnoslos, y adelantarse –seguramente porque él mismo ya se las ha hecho- a la mayoría de preguntas que vamos a querer formular, ofreciéndonos la respuesta casi antes de que hayamos pensado en la pregunta

 ¿Es mejor el sistema tradicional de producción, ya que garantiza un precio asequible para una gran cantidad de personas? ¿O es mejor una producción sostenible, que garantiza productos saludables a precio más elevado pero también la posibilidad de continuidad en su explotación? ¿Realmente la agricultura y ganadería intensivas han eliminado el hambre en el mundo? ¿Existe un modo de equilibrar el hambre en el mundo y una producción sostenible?

Entonces…¿es aburrido? ¿no permite la participación? En absoluto, Pollan convierte este viaje en emocionante, y sí invita a participar porque establece múltiples conexiones entre lo que ya sabíamos y lo que no conocíamos sin agotarlas todas, permitiendo que nosotros, si queremos, exploremos aquéllas de las que Pollan sigue el hilo, como que abramos nuevas vías en aquéllas que el autor casi sólo esboza:

 La aparentemente no fundamental diferencia entre un plato casero y uno industrial –al fin y al cabo, en ambos casos, los ingerimos y nos alimentan- sí marca una transformación reciente y trascendental en nuestra actitud hacia la comida, tan impresionante que ha conseguido influir en la economía, clima, ganadería, agricultura, salud, el dilema del hambre en la tierra, y en los hábitos sociales escala mundial

 El simple acto de tocar o no con nuestras propias manos, oler con nuestro olfato, mirar con nuestros ojos las materias primas que, elaboraciones mediante, engulliremos al cabo de un rato sí es trascendente. Por no hablar de si, con nuestras propias manos, hemos sembrado/ ayudado en el apareamiento, cultivado/criado, recolectado/sacrificado y preparado esas mismas materias primas para cocinarlas

 El dilema omnívoro nos invita a retomar la consciencia de nuestros actos de alimentación, y -quizá- a participar en la evolución de la alimentación del futuro

 Información de interés

Nº páginas: 543 pags 
Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa blanda

Editorial: IXO Editorial
ISBN: 9788493531058 
Nº Edición:1ª 
Año de edición:2011

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

El Dilema del Omnívoro, de Michael Pollan

28 Sep
Abril 21, 2010 en la categoría No-ficciónRecomendados

Michael Pollan ha escrito un libro bastante objetivo, en donde nos hace abrir los ojos ante las realidades de la industria alimenticia de los Estados Unidos, en donde mas del 50% de la población tiene sobrepeso, y la diabetes tipo I pareciera estar de moda.  Nos presenta un dilema, y es que somos omnívoros.  El ser humano y muy pocos animales son omnívoros (que el sistema digestivo puede digerir una gran cantidad de alimentos de diversas naturalezas).  El dilema es, qué comer, qué no comer, un día los huevos son malos otro día son buenos, la falsa dieta Atkins, etc.

En “The Omnivore’s Dilemma” (El Dilema del Omnívoro), Michael Pollan escribe de cómo la comida en Estados Unidos es producida, y que exactamente tiene la comida.  El libro se divide en tres partes.  La primera sección describe la granja industrial; la segunda, la comida orgánica, tanto en negocios gigantes como “Whole Foods” hasta granjas relativamente chicas.  La tercera sección el autor nos narra su experiencia siendo cazador y recogedor de hongos, para poder alimentarse a si mismo.  Cada parte culmina con una comida, quesoburguesa y papas fritas de McDonald’s; pollo asado, vegetales y ensalada de una tienda “Whole Foods” y pollo a la brasa, maíz y suflé de chocolate hecho con huevos frescos, de la finca de Joe Salatin, y finalmente, un Puerco y hongos recogidos de la naturaleza.

Michael Pollan indica en la primera parte del libro que en Estados Unidos, la mayoría de las personas se alimentan principalmente de maíz y petróleo.   Casi todo lo que comen ha utilizado una cantidad de petróleo enorme para poder llegar al final de la línea, las casas de las personas.  Los fertilizantes para que las plantas crezcan, y los insecticidas para controlar las pestes son producidos con petróleo, así como los trenes, camiones y aviones para transportar la comida de un lugar a otro, y los empaques de los productos.  Casi todo proviene en su totalidad o utiliza en parte al petróleo.

El autor también se enfoca en el maíz.  El gobierno Norteamericano subsidia a los granjeros y los motiva a crecer maíz, solamente.  Paradójicamente,  el granjero ahora gana menos que generaciones anteriores, y hay una sobreproducción increíble de maíz.  Hay tanto maíz producido en Estados Unidos que aparte de todo lo que la gente come, las industrias utilizan (solo bastar leer los ingredientes de casi todas las comidas, sodas, cervezas, Ketchup, mayonesa, mostaza, Bolonia, hot dogs, desde salsas para ensaladas hasta vitaminas encapsuladas).  Después de todo eso, todavía sobra.  El maíz que sobra se los dan a las vacas, pollos, puercos.  Las vacas por ejemplo, necesitan comer hierba, y no únicamente maíz.  así las creo la naturaleza.  Al no poder comer hierba, no generan los anticuerpos necesarios para combatir enfermedades, así que les tienen que dar antibióticos.  La cadena continua y Michael Pollan hace una excelente explicación de como todos estos químicos llegan a los platos de la gente.
Cada bushel de maíz industrial que crece, dice el autor, usa el equivalente a hasta un tercio de un galon de petróleo.  Algunos de los productos del petróleo, se evaporan y acidifican la lluvia, lo cual afecta a todos.

Recomendamos este libro a cualquiera persona que quiera estar mas conciente de lo que come, y como esa comida llega a su mesa.  Por ahora en Latinoamérica las vacas aun se pueden ver pastando, pero la influencia Norteamericana es muy grande, y los productos de Estados Unidos se consiguen en todo Latinoamérica, lo que hace que este libro ayude a concientizar a las personas para mejorar sus hábitos alimenticios y así su salud.  Al final de cuentas, uno es lo que uno come.

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

Consumocentrismo, otra vía para conocer al cliente

27 Sep

septiembre 22 de 2011 – 7:20 pm

Cristina Quiñones / Gerente de Consumer Insights

Cristina Quiñones / Gerente de Consumer Insights
Foto: Archivo Portafolio.co

Los aspectos ocultos de pensar, sentir o actuar de los consumidores sirven como punto de partida para innovar.

Detrás de los datos que arrojan las encuestas y las clásicas investigaciones de mercados que contratan las compañías, seguramente está un consumidor que no ha revelado sus motivaciones reales para comprar sus bienes y servicios.

Por esta razón la experta peruana Cristina Quiñones, al argumentar que “no nacimos con marcas, nacimos desnudos”, invita a las empresas a conocer cada vez más profundamente al consumidor y conectarse con las razones reales que lo llevan al punto de venta.

Este ejercicio en el que el cliente se convierte en el centro de las decisiones es lo que ella llama el consumocentrismo.

La fundadora y directora gerente de Consumer Insights, que promueve el tema en América Latina, estuvo esta semana en Medellín invitada por el centro comercial Santafé Mi Mundo, para dictar la conferencia ‘Consumer Insights, desnudando la mente del consumidor’ a los comerciantes que están en estos centros comerciales de Bogotá y de la capital antioqueña.

“En lugar de productos pensemos en el consumido”, dice Quiñones, quien basa su propuesta en los insights, aspectos ocultos de pensar, sentir o actuar de los consumidores, que son los que sirven como punto de partida para innovar en las estrategias de comunicación, de mercadeo e incluso del mismo producto.

Para la experta, los números que arrojan los estudios de mercado son una señal de lo que pasa, pero no reflejan la realidad de lo que lleva al consumidor a esa marca o a ese bien.

Su propuesta está en el uso de técnicas que permitan descubrir lo irracional. Un consumidor no compra porque necesita un producto o porque le gusta una marca, o porque persigue precios favorables, dice.

A su juicio, al lado de ese argumento puede estar su pasado, su infancia, su inclinación por valores determinados, una experiencia satisfactoria o una aspiración y, justamente, es eso lo que la empresa debe proporcionarle al consumidor, teniendo el producto como un vehículo.

No hay que creerle al consumidor la primera respuesta cuando se le pregunta por qué compra o consume algo, afirma.

Constanza Gómez G.

Economía y negocios

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

RSE: Responsabilidad Social Empresarial y Redes Sociales

27 Sep

Reblog via silverexe.com

Muchas empresas se preguntan como actuar en Redes Sociales, que responsabilidades implica y los costos que esto tendría.

El primer punto a tomar en cuenta es que si haces presencia en Redes Sociales, es mejor mantenerse que tener presencia intermitente, lo cual podría ser contraproducente para la imagen de la compañía.

La responsabilidad social corporativa (RSC), también llamada responsabilidad social empresarial (RSE)
No siempre se hace presencia en Redes Sociales o medios digitales con un fin netamente lucrativo o de marketing. Podemos mostrar el rostro amable de nuestra corporación mostrando nuestra contribución a nuestro entorno, nuestro aporte social, esto nos da un valor añadido, un empalme humano para tener una comunicación ideal en las conversaciones que ocurren minuto a minuto en las redes digitales.
Comunidades Digitales: internas y externas

No siempre tenemos que estar presentes de cara a las Redes Sociales de moda, sino también crear nuestro propio entorno de comunicación y fidelización del cliente. Empresas gastan fortunas por agrupar masas críticas de personas, pero sin hacer un verdadero proceso de encuentro con estas audiencias. Que mejor que engranar un verdadero equipo de trabajo que: conozca a las personas que se acercan a la marca.

La Responsabilidad Social Empresarial: Es un valor añadido que va más allá del cumplimiento de las leyes y exigencias fiscales de orden cotidiano, cumple más con el deber ser, moral; de las empresas de cara a sus comunidades, cumpliendo con las personas y el medio ambiente.
Comunicar causa empatía, genera confianza y fideliza a tus clientes.

Las buenas causas son siempre apoyadas, e informar oportunamente lo que como empresas hacemos es una buena manera y excusa de empezar a encontrarnos en una comunicación bidireccional como lo son hoy por hoy las redes sociales, con nuestros clientes.

La Responsabilidad Social Corporativa es Rentable: La lealtad y admiración de la comunidad que se genera entorno a nuestra marca , no tiene precio.

En Silverexe, prestamos todo el apoyo para que sus clientes lleguen a un Portal adecuado a las necesidades de hoy, Desarrollo web a la medida y con Estrategias Digitales que soporten sus lineamientos. Los invitamos a contactarnos.

Twitter: @Paisa7

Ocho tips para emprendedores en el Social Media Week

26 Sep

por   septiembre 26 de 2011 @ 7:50 am 

TemaEventos

En congresos, simposios y ferias, no pueden faltar las conferencias con tips y herramientas, que generalmente son de las actividades que generan mayor interés. Estas suelen ser algo serio o formal, pero eso es lo opuesto de lo que sucedió en el Social Media Week en Bogotá, en la presentación de Brian Wong titulada ’8 tips para jóvenes empresarios’.

Wong dio consejos y tips, pero lo hizo de la forma más amena y agradable que puede existir, hasta el punto que algunos de los asistentes manifestaron vía Twitter que fue la mejor charla de toda la semana. Partió de su experiencia personal, que aunque corta –tiene solo 20 años–, le es suficiente para compartir lo que sabe y llegar a algunas cnclusiones.

Wong creó Kiip, que ha revolucionado la forma de hacer publicidad en los juegos para los teléfonos móviles, desesperado por no tener empleo, motivado por no querer volver a tener jefe, pero sobre todo, convencido que su idea era la mejor. Presentamos los 8 tips que Wong dio durante la conferencia, que servirán de motivación para todos los jóvenes que estén pensando en lanzarse –aparentemente– al vacío. Como dijo: hay que construir las alas mientras se cae. Tener en cuenta sus consejos puede ayudar a construirlas.

  1. Usted es la fuerza más importante en su vida: el único que puede hacerlo es usted mismos. No hay que tener miedo. Envíe el correo a ese director de empresa que parece inalcanzable o pregúntele a un experto cómo avanzar en sus planes. Hay que ponerse en movimiento.
  2. Escuche su instintos: al comienzo no se sabe todo, por lo que hay que poner atención a las corazonadas. Si no está seguro, no lo haga, porque sus instintos siempre tienen la razón.
  3. Piense en grande: ¿Por qué pensar pequeño? ¿Por qué no pensar en el mundo? Asusta pensar en grande, pero se puede si se está determinado. Hay que siempre estar aprendiendo y con esto, generando ideas.
  4. Aproveche la juventud: hay una emoción de ser joven: con ello viene la habilidad para hacer preguntas para aprender de la gente. Busque a quien ya lo ha logrado, pues detrás hay una buena historia.
  5. Construya relaciones, no las compre: hay que pensar quién está detrás de la red social. Una cosa es estar conectado y otra, tener una relación. Todos somos seres humanos.
  6. Si la pelea es dura, mucho mejor: si es fácil, no lo haga. Lo realmente difícil es lo que vale la pena. Si hay obstáculos, o si lo rechazan a usted (o sus ideas), es porque realmente está haciendo las cosas bien.
  7. No hay que repensar, hay que hacerlo: hay que probar y moverse. Cuéntele a todo el mundo su idea, pero hay que ponerla en práctica rápido.

En medio de la charla, en la que Wong animó al público a salir, a viajar, a conocer gente y en general a vivir, Young comentó que le encanta viajar y que eso lo trajo a Colombia. El año pasado estuvo en Medellín y le encantó el aguardiente. Al finalizar, Kike Valdés le recordó algo: en ese viaje se conocieron y en medio de la fiesta, por efectos del mismo aguardiente, le comentó su idea de Kiip.

Con risas, y con mucha energía, de esto surgió el octavo punto: generar serendipity. Esto significa que usted cree su propia vida. Para Wong, el perder su puesto fue motivador y lo llevó a hacer lo que sabía y quería hacer: viajar, aprender y conocer. Es importante que cada uno se enfoque y cree sus propias posibilidades. Wong dio un par de pautas adicionales: la comodidad es el peor enemigo de la innovación, y la creatividad viene de observar, de unir ideas y ver qué se logra.

Con este mismo buen ánimo se bajó del escenario, se tomó fotos con todos, recibió tarjetas y dijo que esperaba a todos en la fiesta de cierre del Social Media Week. Es probable que la leer esta nota, si usted es un emprendedor no encuentre totalmente novedosos los consejos de Wong. Pero el mayor aporte de Wong con su charla y su presencia fue un elemento motivador que muchas veces hace falta en el momento en que se está al borde del precipicio pensando en algo novedoso.

Es bueno que eventos cómo eventos como el Social Media Week le pueden dar ese pequeño empujón a quienes lo necesitan, los emprendedores: son las nuevas ideas las que transforman el mundo.

Notas relacionadas:

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

You Can Buy Happiness!!

26 Sep

SEPTEMBER 25TH

Two recent studies show that acts of kindness such as doing a good deed or buying a gift as long as it’s for someone else will make you happier. Perhaps, that ‘s why Saint Nicholas AKA Santa Claus is so jolly.

The first study, which was published in the Journal of Social Psychology had participants perform acts of kindness for a mere ten days.  The Great Britain researchers formed three groups out of the 86 participants in the study.  The control group was given no instructions and at the conclusion of the ten days were not happier than before the study began.  However, the group that was instructed to perform an act of kindness each day reported a significant elevation in their happiness.

The second study, conducted by researchers at Harvard Business School and the Univeristy of British Columbia suggests that kindness has a long lasting effect on our happiness.  This study’s findings reflected that people felt happier simply by recalling a time they bought something for someone else rather than when recalling a time when they purchased something for themselves.

Another intersting fact about the second study, which was published online in the Journal of Happiness Studies, was that the price of the gift didn’t seem to have an effect on the level of happiness the person experienced.  It didn’t matter if the gift had cost $20 dollars or $100 dollars. Also, the happier the participant felt about past acts of kindness, the more likely they were to choose to continue doing for others in lieu of themselves.

This is all according to the Greater Good website from the University of California, Berkeley.

With the holidays just around the corner, we all have the opportunity to test these findings.  The new mantra Give and Be Happy.

Below is a video about enjoying life

*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` ¤ This is a reblog. Visit the original post here

semioticaparatodos

Estudiando los significados sociales

Compañeros del Emprendimiento

Reflexiones sobre emprendimiento, innovación y competitividad